• Deberá decidir entre la ejecución de una nueva estación depuradora en Sinova, cuyo proyecto se adjudicó en la pasada legislatura, o la remodelación y ampliación de la instalación actual
  • Ambas opciones disponen de financiación procedente de los fondos de la Unión Europea correspondiente al periodo 2014-2020
  • El Ministerio ha puesto de manifiesto, una vez más, su deseo de avanzar en el proyecto, para lo que es prioritario que el Ayuntamiento se decante por una de las dos opciones planteadas para poder poner fin a los problemas de depuración existentes, lo que no hizo el alcalde rechazando firmar la adenda en 2014

29 de noviembre de 2017- El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) ha instado hoy al Ayuntamiento de Soria a que decida cuál de las alternativas barajadas por el Ministerio para mejorar el saneamiento de las aguas residuales de la ciudad es la que se adapta más a sus necesidades. En concreto, el Ayuntamiento de la capital tendrá que decantarse por la construcción de una nueva estación depuradora en Sinova o bien por la rehabilitación y ampliación de las actuales instalaciones de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR).

Así se lo ha trasmitido la directora general del Agua, Liana Ardiles, al alcalde de Soria, Carlos Martínez Mínguez, con el que se ha reunido para avanzar en el proyecto de saneamiento de la ciudad, un encuentro en el que ha participado también la directora general de la sociedad estatal Acuaes, Aránzazu Vallejo.

PRIMERA OPCIÓN, CONSTRUIR UNA NUEVA DEPURADORA

La primera opción, la construcción de una nueva EDAR ubicada en Sinova, requeriría una inversión de alrededor de 50 millones de euros que, gracias a la gestión del MAPAMA, podrán ser cofinanciados con fondos procedentes de la Unión Europea correspondientes al periodo 2014-2020. Teniendo en cuenta que las obras llevan licitadas desde el mes de junio del año 2013, una vez que se firme una adenda al convenio vigente (que incluya las nuevas condiciones financieras), podrían comenzar de inmediato las obras de la depuradora.

SEGUNDA OPCIÓN, REMODELAR Y AMPLIAR LA ACTUAL

La remodelación y ampliación de la actual instalación, por su parte, requerirá una inversión de aproximadamente 30 millones de euros que, al igual que el caso anterior, también serían cofinanciados con fondos de la UE del periodo actual. En ambas opciones, el porcentaje de financiación con cargo a fondos europeos alcanzaría el 35 por ciento del coste total de los trabajos.

El proyecto de ampliación de la actual instalación, viable desde el punto de vista técnico, obligaría, eso sí, a iniciar una nueva declaración de impacto ambiental y a suscribir un nuevo convenio. A su favor está el hecho de que ampliar la actual EDAR tiene un menor coste de construcción y no produce tanta afección al medio en la medida en que no es necesaria la ocupación de nuevos terrenos. Los trabajos a ejecutar permitirían que la ciudad de Soria contara con un moderno sistema de depuración, que incorporaría el tratamiento de nutrientes, para todo el caudal que llega a la planta, incluido el producido en época de lluvias.

COMPROMISO DEL MINISTERIO EN AVANZAR EN EL PROYECTO

Durante la reunión, los representantes del MAPAMA han puesto de manifiesto su deseo de avanzar en el proyecto y, para ello, han recordado que es prioritario que el Ayuntamiento de Soria se decante por una de las dos opciones planteadas para poder poner fin a los problemas de depuración existentes en un entorno declarado zona de especial conservación y zona sensible del embalse de los Rábanos.

El MAPAMA ha recordado en la reunión que el alcalde rechazó firmar la adenda en 2014, lo que motivó que el proyecto siga en el mismo punto y los problemas de depuración no se hayan solucionado, y que además llegara una carta de emplazamiento por una infracción en materia de depuración por parte de la Comisión Europea en 2016.

La mejora de la calidad de las aguas es una prioridad para este Gobierno, que ha avanzado en reducir el importante déficit que existía en nuestro país en materia de tratamiento de aguas residuales, y a pesar de que las competencias en depuración son de los Ayuntamientos. El hecho de que la actuación de Soria haya sido declarada de interés general por Ley 26/2009 de 23 de diciembre sólo implica que la Administración General del Estado tiene que contribuir a sacar adelante los trabajos con actuaciones de auxilio técnico y financiero, en ningún caso que el Estado tenga que asumir todo el coste de la inversión, acorde al principio de recuperación de costes que impone la Ley de Aguas en su artículo 11 bis.